viernes, 29 de mayo de 2015

COMUNICACIÓN EMPÁTICA



Escuchar a nuestros niños y enseñarles a escuchar

Cuando nos comunicamos con los demás en muchas ocasiones nos preocupamos por exponer nuestra opinión sin prestar atención a lo que nos dicen los demás. Oímos las palabras de los otros, pero no escuchamos su significado; oímos sus palabras pero no prestamos atención a su lenguaje no verbal, no escuchamos el contenido emocional del mensaje.
Si no escuchamos lo que nos dicen, es imposible responder de manera empática a lo que nos dicen. La comunicación empática es fundamental para una comunicación efectiva,  mantener una comunicación empática con nuestros niños nos permitirá llegar a comprender emocionalmente a nuestros pequeños. Educarles para que escuchen de manera empática, es la base para sus habilidades sociales.
Resultado de imagen de COMUNICACIÓN EMPATICA

¿Qué es la comunicación empática?

La comunicación empática se conforma por dos componentes: escucha activa y respuesta empática.
  • La escucha activa: consiste en escuchar el contenido emocional del mensaje. Se trata de ir más allá de las palabras, de comprender también los gestos y las actitudes. Para llegar a comprender lo que realmente nos quiere decir.
  • La respuesta empática: es la segunda parte de la comunicación empática. Son muchas las ocasiones en las que apenas escuchamos al otro y respondemos hablando de nuestras cosas. Por ejemplo: cuando alguien nos dice: “qué cansado estoy hoy” le respondemos de manera no empática: “yo estoy más cansado”. Una manera empática de responder sería preguntar: “¿Por qué estás tan cansado?” o “¿Qué necesitas?” o “Seguro que has tenido un día complicado”.
¿Por qué es importante la comunicación empática?
  • La comunicación empática es fundamental para que se produzca una verdadera comunicaciónEscuchar de forma activa al otro nos permite llegar al verdadero contenido, nos permite conocer lo que realmente le pasa. La escucha activa hace posible la comprensión emocional del otro. Y la respuesta empática, nos permite demostrar al otro que le hemos escuchado y que nos importa. La comunicación empática contribuye a mejorar la comunicación familiar, es esencial para las relaciones y contribuye a fortalecer los vínculos afectivos.
    Educar a los niños y niñas para una comunicación empática implica mucho más que eso. Educar a los niños y niñas para una comunicación empática implica educarles en el valor de la escucha, de la comprensión y de la preocupación por los demás. Si aprenden a preocuparse por los demás, comprenderán mejor a los otros y a sí mismos y en definitiva serán más felices.

    Técnicas para desarrollar una comunicación empática en nuestros niños y niñas

    • Educa con tu ejemplo. Es importante que comiences tú practicando este tipo de comunicación. Por un lado llegarás a comprender de verdad a tus hijos e hijas y por otro tus respuestas atenderán a sus necesidades.
    • Pídeles que escuchen, y enséñales a respetar los turnos de habla. Es importante que no interrumpan y que aprendan a esperar su momento para participar en la comunicación.
    • Usa algún tipo de juego. Por ejemplo: ponles fragmentos de dibujos animados o películas y después pregúntales que ha dicho, que ha querido decir, si saben cómo se sentía la persona que hablaba, etc.
    • Respóndeles de manera empática y animales a hacerlo también a ellos.
    • Juega con ellos a encontrar la mejor respuesta para comprender lo que nos quieren decir.
    Celia Rodríguez Ruiz
       FUENTE: http://www.educayaprende.com/la-comunicacion-empatica/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada