miércoles, 11 de febrero de 2015

Cuidar la autoestima desde pequeños

niña_mirando_horizonte

La autoestima es la valoración que cada uno tenemos de nosotros mismos, de nuestras habilidades y actitudes. Para los niños, es muy importante establecer una adecuada autoestima ya que esta le va a permitir sentirse seguro de sí mismo y poder así afrontar de una manera más confiada los retos que se le presentan en el día a día.
Esta autovaloración es decisiva en el proceso de creación de la personalidad que se da durante la infancia, ya que sobre ésta los niños establecen su autoconcepto y su identidad personal. Además, también influye en la manera de relacionarse con los demás, ya que sí el niño tiene un buen autoconcepto se relacionará de forma más positiva con otros niños y adultos.
La autoestima se va forjando desde el nacimiento y puede variar, pero en la infancia y adolescencia es muy importante ya que una buena valoración de sí mismo va a favorecer un correcto desarrollo en todas las áreas, a nivel intelectual, emocional, social,…
Es importante saber que los niños, en gran parte, se valoran a sí mismos en relación a la opinión que tienen de ellos sus figuras de referencia, es decir, las personas más cercanas e importantes para él (papá, mamá, abuelos, profesores,…). Por tanto, los adultos podemos favorecer que su autoestima sea la adecuada.

¿Qué podemos hacer para mejorar la autoestima infantil?
Reforzar sus logros: mencionar y recompensar siempre las pequeñas cosas del día a día que hacen por sí mismos y ellos solos es fundamental para que se sientan seguros de sí mismos. Además, esto tiene como fin último que sean capaces de autovalorarse de manera positiva, la base de la autoestima.
Fomentar su autonomía: es muy positivo que desde pequeños tengan pequeñas responsabilidades en casa, siempre adaptadas a las capacidades y edad de cada uno. Esto va hacer que se sientan capaces de llevar a cabo tareas por sí mismos, lo que aumentará su confianza.
Establecer límites y normas claras: saber qué cosas se pueden y que cosas no se pueden hacer permite a los niños moverse de una manera más segura en el mundo y a desenvolverse con los demás de una forma más positiva.
Permitirles experimentar por sí mismos: darles la oportunidad de experimentar y en ocasiones equivocarse, siempre con la aprobación de papá y mamá, va a aumentar su motivación a enfrentarse a nuevos retos y a sentirse más confiados para resolver pequeños problemas por sí mismos.
Evitar “etiquetar”: como hemos mencionado, los niños se valoran a sí mismos en relación a la valoración de sus figuras de referencia, por tanto, si etiquetamos a un niño conseguiremos que se comporte según esa etiqueta. Es decir, si decimos que “Ana es vaga” podemos predisponerla a comportarse de esa manera, ya que puede percibirse a sí misma así y actuar cumpliendo las expectativas puestas sobre esa etiqueta.
Quererles mucho y expresárselo: es fundamental que los niños se sientan queridos y valorados para que consigan quererse y valorarse a sí mismos. Por tanto, es muy importante no escatimar en decir Te quiero.
Por todo esto, el establecer una adecuada autoestima en los niños es fundamental para aumentar la confianza y seguridad en sí mismos y establecer las bases para crear un adulto feliz.
 FUENTE: Elvira López-Mántaras Sánchez. 
                       Psicóloga infantil y Experta en Atención Temprana
                       http://babytribu.com/cuidar-la-autoestima-desde-pequenos/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada