miércoles, 13 de marzo de 2013

ES IMPORTANTE APRENDER A PERDER

niños cartas Educar a los niños y niñas para que aprendan a perder
Muchos niños y niñas no saben perder. Es común que muchos pequeños cuando juegan  o compiten y no ganan se enfaden mucho y reaccionen con rabietas y malas actitudes.
Es fundamental que aprendan a perder, que asuman que no siempre ganan, que sean capaces de gestionar la derrota y la frustración que esta conlleva, les ayudará para su autoestima y para no rendirse en futuras ocasiones.
Resulta fundamental que vean cada situación como una oportunidad de aprendizaje.
Los más pequeños están acostumbrados a ser el centro de atención y a conseguir lo que quieren, por eso aceptan mal las derrotas. Pero esto no es bueno para ellos, ya que puede afectar a su autoestima, a sus relaciones sociales y formar la creencia de que es mejor no participar o abandonar para no perder, entonces nunca lucharan y nunca ganaran.
Debemos enseñar a los niños y niñas que si participamos en una actividad a veces se gana y a veces se pierde, pero que si no participamos no tendremos esa experiencia. Deben ver que perder no es malo, que nos sirve para aprender que hicimos mal, asumir que como personas a veces hacemos cosas mal, pero que podemos aprender y mejorar lo que hicimos mal. Y sobre todo que en muchas ocasiones no importa si se gana o se pierde, que lo importante es disfrutar de la actividad y cooperar con los demás para que esta sea divertida o para lograr un fin común, como puede ser pasar un buen rato con amigos y familiares.
El ganador es aquel que sin importar el resultado, disfruta de la actividad, coopera, aprende de lo que ha hecho y no se rinde ante una derrota o un obstáculo. Los fracasos son comunes en la vida, pero para lograr el éxito y la felicidad, debemos asumir los fracasos, verlos como una parte del camino por el que tenemos que pasar, no son algo negativo. Los fracasos son importantes para aprender a ganar.

¿PORQUÉ ES IMPORTANTE QUE LOS PEQUEÑOS APRENDAN A PERDER?

  • Si aprenden a perder, su autoestima se protege y se refuerza. El que sabe perder no ve la derrota como algo personal, como una falta de capacidades o de valía personal, lo ve como algo normal que ocurre en diversas situaciones y que puede cambiarse.
  • Contribuye a mejorar sus habilidades sociales. Si saben participar y jugar con deportividad, sin miedo a perder, tendrán un incremento de sus habilidades y capacidades sociales.
  • Se fomenta la perseverancia y la capacidad de esfuerzo.
  • Aprenden a no centrarse en el éxito o fracaso, sino en la actividad en sí misma.
  • Comprenden el valor de la posibilidad de cambio y de mejora y que esto depende de uno mismo.
  • Los pequeños que saben perder, crecen sabiendo que el fracaso y la frustración son partes irremediables del camino, pero no insalvables. Aprenden a manejar y gestionar estas situaciones.
  • Aprenden a ser cooperativos y no tan competitivos.
    LEER  MÁS: EDUCAR  A LOS NIÑOS Y A LAS NIÑAS
    http://www.educapeques.com/escuela-de-padres/educar-a-los-ninos-y-ninas-para-que-aprendan-a-perder.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada